Creación del Bosón de Higgs o “Partícula de Dios” en el gran Colisionador de Hadrones (lhc)

En el libro “RELATIVIDAD, INCERTIDUMBRE Y BIG BANG CUÁNTICO”, en la página 87
hay un capítulo titulado: “CÁLCULO DE LA ENERGÍA RELATIVISTA Y MASA DEL BOSÓN DE
HIGGS”. Según la ecuación físico-matemática que formulo y desarrollo, la energía relativista del
bosón de Higgs la calculo en 232.6885 GeV (Giga electrón Voltio) que redondeo en 233 GeV, y
la masa de la partícula del bosón de Higgs, en 4.14772286×10-25 kilogramos.
Actualmente, según el Modelo Estándar, las investigaciones teóricas más rigurosas calculan la
masa (energía relativista) del bosón de Higgs en 144 GeV. Por consiguiente, el punto de vista
dominante entre los físicos del Centro Europeo de Investigaciones Nucleares (CERN) es que en
el GRAN COLISIONADOR DE HADRONES (LHC, siglas en inglés), se necesitaría una energía de
144 GeV en la colisión de dos protones para crear la masa de esa partícula. Sin embargo, para
algunos físicos la masa debe ser 114.4 GeV; y para otros, 120 GeV.
PRIMERA PROPUESTA EXPERIMENTAL: Interpretando el evento relativista y cuántico según las
concepciones relativista, cuántica y cosmológica que formulo en el libro “RELATIVIDAD,
INCERTIDUMBRE Y BIG BANG CUÁNTICO”, propongo el siguiente experimento: Si en el Gran
Colisionador de Hadrones (LHC) se le inyecta a cada protón (cuya masa se determina en 0.9383
GeV) una energía de 116.34425 GeV, la energía de cada partícula es de 117.26255 GeV. Por lo
tanto, la suma total de la energía relativista del sistema físico debe ser 234.5651 GeV. El resultado
de la colisión seria 1 bosón de Higgs (partícula con masa) + 2 protones. El bosón de Higgs, que
a su vez es su propia antipartícula, debe desintegrarse finalmente en un campo de fotones que
crea una temperatura igual a la del universo después del inicio del Big Bang.
SEGUNDA PROPUESTA EXPERIMENTAL: Si en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) se
le inyecta a cada protón una energía de 232.6885 GeV, la energía de cada partícula es de
233.6268 GeV. Por consiguiente, la suma total de la energía relativista del sistema físico es de
467.2536 GeV. El resultado sería: 1 bosón de Higgs + 1 antibosón de Higgs + 2 protones. Los
dos bosones deben desintegrarse en un campo de fotones, cuya temperatura es igual a la del
universo después del Big Bang. La temperatura decae a 2.7 0K, hasta igualar la del detector de
partículas del Gran Colisionador de Hadrones (LHC). El resultado final de la colisión debe ser
dos (2) protones, que es igual al estado físico inicial.
OBSERVACIONES: 1- En el Modelo Estándar se inyecta a los protones una energía menor a la
requerida para que se produzca el evento físico. 2- En la Primera Propuesta, la probabilidad de la
creación del bosón de Higgs es mínima porque debe producirse una antipartícula equivalente,
aunque ese bosón sea su propia antipartícula. 3- En la Segunda Propuesta la probabilidad de
creación de la partícula de Higgs es grande ya que se conserva el principio del número de
partículas en la colisión de los dos protones. 4- Si la masa de la partícula se desintegrara en un
campo de fotones, entonces debe ser el bosón electromagnético. 5- Y en tanto se llegaran a
producir micros-agujeros negros o partículas strangelets, éstos tendrían una existencia
efímera. Para que esos entes mantengan un estado físico estable y creciente, necesitarían la
presión hacia el centro o núcleo de un astro cuya masa sea varias veces la del Sol, con un
diámetro muy inferior al de las estrellas de neutrones. La fuerza y energía que cohesiona a un
agujero negro estelar es la de interacción nuclear fuerte (de alcance corto) y el poderoso
campo gravitatorio, cuya fuerza y energía de atracción es escalar y sumatoria. En un agujero
negro estelar no existen fuerzas internas de repulsión porque está constituido por un plasma en
que por cada quark up súper-simétrico existen dos down súper-simétricos. 6- Los científicos
del Gran Colisionador de Hadrones se han referido a rayos cósmicos (ciento de miles de
veces más energéticos que los protones que colisionarán en el LHC) que chocan
frecuentemente con la Tierra y con todos los astros. Estas colisiones de rayos cósmicos
implican pruebas reales y concluyentes de que no se producirían micros-agujeros negros ni
partículas strangelets que se tragarían la Tierra o el Sistema Solar, la galaxia o el universo.
.

Deja un comentario