Dialéctica en la Filosofía

Introducción

Desde la década del 90 del siglo XX e inicio del siglo XXI, el idealismo y la metafísica, en sus diversas tendencias y direcciones filosóficas e ideológicas, han alcanzado una posición hegemónica en la filosofía occidental y mundial. Su influencia ha repercutido de un modo radical tanto en el hombre con una educación normal como en un amplio sector de los estamentos intelectuales y profesionales. Y como consecuencia de la expansión y fortalecimiento económico de la Globalización capitalista y del desmoronamiento de la Unión Soviética, el marxismo, que es la ideología revolucionaria de los trabajadores, pareciera que hubiera colapsado.
Esta correlación mundial de fuerzas ideológicas en la lucha de clases sociales, por el momento, ha provocado una decadencia general de la filosofía misma. Por lo tanto, no es de extrañar que muchos trabajadores, educadores y estudiantes ignoren el valor, significado personal y social de la filosofía, lo que motiva el desconocimiento del poder y trascendencia de la teoría filosófica del materialismo científico (materialismo dialéctico e histórico) y de sus proyecciones positivas y revolucionarias en el conocimiento, en nuestras concepciones y actividades prácticas.
Los profesionales y personas cultas que sólo conozcan el idealismo y la metafísica, pensarán que éstas constituyen la filosofía misma. Pero en lo que concierne a la metafísica, este saber en cuanto a método y concepción filosófica tiende a crear una mentalidad y una visión estrecha y unilateral del universo, la sociedad e historia. Tanto el idealismo como la metafísica, en su proyección actual, tienen pobreza dialéctica y científica en sus interpretaciones epistemológicas de las ciencias, tecnologías y del mundo objetivo (realidad que existe independientemente de nuestras percepciones, intuiciones, vivencias, ideas y voluntad).
Descargar versión PDF AQUÍ

 

Deja un comentario